Información

Las situaciones que amenazan la vida de una perra embarazada


Independientemente de la especie, todos los seres ingresan al mundo a través del milagro del nacimiento. El perro no es diferente, y pequeños cachorros emergen del útero de su madre, retorciéndose, adorables y necesitados. El nacimiento, aunque milagroso, presenta muchos peligros, y el canino los enfrenta tanto durante como después del proceso de parto.

Hernia inguinal

Una hernia ocurre cuando se forma un desgarro en la pared abdominal, lo que permite que un órgano o tejido graso atraviese la abertura. La hernia inguinal puede formarse durante el embarazo, ya que la presencia de estrógeno puede provocar cambios en los tejidos, lo que provoca la formación de una hernia. En el caso de la hernia inguinal, se forma un desgarro en el anillo inguinal y el contenido de la cavidad abdominal puede quedar atrapado en el anillo, atravesarlo o estrangularse. Esta hernia representa un peligro tanto para la madre como para sus crías por nacer, especialmente si el útero queda atrapado en la abertura de la hernia. Las hernias requieren reparación quirúrgica, durante la cual los órganos atrapados se restauran en la cavidad abdominal y se cierra el saco herniario.

Distocia

La distocia se define como un parto difícil y, en algunos casos, es posible que la madre no pueda dar a luz a sus cachorros. La distocia tiene numerosas causas, una de las cuales puede ser un problema con la pelvis. Una pelvis anormalmente estrecha, o una pelvis dañada por una lesión previa, puede no permitir el paso de los cachorros a través del canal de parto. Esto puede representar una situación potencialmente mortal a menos que intervenga un veterinario. Las causas adicionales de la distocia incluyen el agotamiento uterino y problemas no relacionados con la propia madre, como el tamaño o la posición de los cachorros en el útero. Los cachorros normalmente nacen con los pies o la cabeza primero. Cuando su posición es tal que no pueden atravesar el canal del parto, puede ser necesaria una cesárea.

Pyometra

Pyometra es una infección del útero que puede ocurrir durante el embarazo. Representa un gran riesgo para la madre embarazada y sus cachorros por nacer, especialmente si el cuello uterino está cerrado, lo que atrapa el pus dentro del útero. Además de una secreción sanguinolenta, los signos de piometra incluyen depresión, pérdida de apetito y vómitos o diarrea. El tratamiento incluye antibióticos y los casos extremos pueden requerir una intervención quirúrgica de emergencia.

Una madre necesitada

Puede ser difícil detectar signos de peligro en una perra preñada. Después de todo, está embarazada y su comportamiento seguramente será diferente. Mírala atentamente. Cualquier cambio drástico en el comportamiento de su perro es motivo de preocupación. Su perro debe ver a su veterinario durante su embarazo. La atención veterinaria adecuada no solo garantiza a su perra un embarazo saludable, sino que también protege la vida de sus cachorros por nacer.


Ver el vídeo: Maneras caseras de saber si está embarazada la perra (Diciembre 2021).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos